Poesía: Honor de la derrota y otros poemas

1 abril, 2021

HONOR DE LA DERROTA

Nunca escribiré los mejores versos de mi lengua,

mas dejaré mi llanto más agudo,

porque ni la caída,

ni la necedad del humus, 

evitan que brillen

las plumas 

                 de los pájaros vencidos.  

NOCTURNO DE LA DESCONFIANZA

Me sorprende la noche regresando a mis escritos

como quien regresa a su salmuera

porque no ha podido entrar en la coraza de lo humano. 

Acaso sea mejor,

porque lo humano está por los suelos

—es alud de tinieblas—. 

Pierde caudal la boca

para describir el portento del mundo;

ahora es polvo el polvo, 

herrumbre la herrumbre 

y la felicidad la vestidura 

de incompatibles proporciones con la pena.  

Regreso a mis escritos,

como regreso al sueño, después de tanto bostezar,

porque salir de la derrota 

es entrar a la ceniza, al medio cuerpo,

al trozo de carne llagada. 

A pesar de la duda

—la otra piel de los desconfiados—,

mis escritos son más yo 

que cualquier sonido de mi nombre.

SOÑAR DE LOS SEDIENTOS

La poesía es consecuencia de la sed,

de perseguir a un Sindbad por las páginas de los libros

y perderlo 

en el océano perturbador de la hoja enmudecida. 

El poeta tiene polidipsia: bebe, 

pero está seco en la garganta 

cuando anhela ser el hondísimo hueco de los vasos.

Piensa el sediento, se condena:

no basta con asir una pluma,

porque se pueden robar 

                                         todos los pájaros del aire.

EN LA FELICIDAD, INCLUSO

Cuando me duele la humanidad, 

cuando la siento rasgada desde la lengua, 

me doy cuenta de que soy más de uno.

Yo debo ser todo lo vivo, porque el dolor es mi figura. 

A medida que aumenta la luz, 

me confirmo como la sustancia continua del lamento. 

En la felicidad, incluso, 

me duele tanto en el rostro 

                                            la sonrisa. 

ARENA DE LAS ISLAS

Me parezco a mi padre, en el aspecto y en el nombre,

tanto como la poesía se parece a la poesía,

sin importar el origen

                            del poeta y su amargura.

Comparte en:

Ciudad de México, 1987
Es autor de “Derrotas. Conversaciones con cuatro poetas del exilio latinoamericano en México” (2019), “Penélope frente al reloj (2019)”, “Balada con dientes para dormir a las muñecas” (2018), ”De cómo las aves pronuncian su dalia frente al cardo” (2018), ”Canción de la tijera en el ovillo” (2017/2020), entre otros libros. Cofundador y director de Nueva York Poetry Review. Entre otros reconocimientos, obtuvo el VIII Premio Nacional de Poesía Ignacio Manuel Altamirano 2012, el XIII Premio Internacional Bonaventuriano de Poesía 2017, el VI Premio Internacional de Poesía Paralelo Cero 2019 y el segundo lugar de los International Latino Book Awards 2020.