adriano de san martin

Ulises Juárez Polanco

20 septiembre, 2017

Adriano Corrales Arias

Conocí a Ulises en un el primer encuentro de Centroamérica Cuenta en Granada, Nicaragua. En realidad es un decir, porque ya venía “conciéndolo” a través del correo electrónico donde habíamos coincidido gracias a amigos comunes.


Conocí a Ulises en un el primer encuentro de Centroamérica Cuenta en Granada, Nicaragua. En realidad es un decir, porque ya venía “conciéndolo” a través del correo electrónico donde habíamos coincidido gracias a amigos comunes. Semanas antes de ese encuentro físico la correspondencia se había intensificado dado que era uno de lo principales responsables de la producción de ese evento el cual, en esa primera edición, se realizaba paralelo al célebre Festival Internacional de Poesía de Granada.

Cuando conversé con él la primera vez en una cafetería de la Casa de los Leones, tuve dos extrañas impresiones: 1. No conversaba con un muchacho sino con una persona madura y diestra en la palabra, por demás amplio conocedor de la literatura contemporánea, activo promotor y productor de eventos literarios y publicaciones. 2. Recordé, no sé por qué, a otro muchacho que reunía características parecidas y a quien había conocido en circunstancias similares en Managua: Francisco Ruíz Udiel.

Nos tomaron algunas fotografías juntos, no guardo ninguna. Solamente la del grupo participante a orillas del gran lago de Cocibolca de regreso en un viaje a las isletas, presidido por Sergio Ramírez Mercado como chamán de todo ese movimiento de narradores que se reúnen anualmente en Nicaragua. Luego seguí sus pasos por Europa y su regreso a través de correos y mensajes.

La última vez que “conversé” con él fue para ver la posibilidad de presentar una de mis novelas en Managua y para certificar una colaboración que enviaba a la revista CARÁTULA. Su último mensaje (¿un día o dos antes de su repentina muerte?) me lo enviaba con copia a Antonina Vivas, indicándome que ya no laboraba para la revista y que la persona encargada ahora era la señora Vivas. De esa manera hice contacto con otra promotora literaria nicaragüense. Porque esa era una de las labores cotidianas de Ulises: tejer puentes, redes, amistades.

En esta breve reseña donde a vuelo de pluma apunto mis impresiones sobre este excelente narrador, editor y promotor literario, no puedo dejar de pensar en el otro joven poeta, editor y promotor: Ruíz Udiel. Es que la vida, tan extraña como asombrosa que es, hizo que ambos ingresaran al club de los 33. Ambos nos dejaron a la edad en que supuestamente Jesús Cristo fue crucificado. Y ya lo sabemos, ¡las coincidencias no existen! ¡Buen viaje a ambos! ¡Salud y poesía en sus cósmicas travesías!

Comparte en:

San Carlos, Alajuela, Costa Rica, 1958.
Escritor, ensayista, poeta y narrador costarricense. Prolífero hombre de cultura que ha incursionado en la poesía, la novela, la dramaturgia y la actuación teatral. Ganó en 1996, el premio de poesía de la Revista Nacional de Cultura, UNED. Se desempeña como profesor e investigador universitario en el Instituto Tecnológico de Costa Rica, Campus Metropolitano de San José.