2014-01-14 - Dibujo - 001

Alter fijo del ego

1 febrero, 2014

Dentro de la mística esotérica, como ha sido calificada por la crítica su escritura, la poeta nicaragüense Rubí Arana ha publicado cuatro poemarios: Emmanuel (1987), In nomini filii (1991), Homenaje a la Tierra (2008) y Agua sagrada (2010). Alter fijo del ego, que aquí presentamos, reúne una selección de textos inéditos, acompañados de ilustraciones del artista y escritor nicaragüense Omar D’León.


Liminaria

Te estrellas contra la luz
como agua donde te sumerges
¡Oh pensamiento! materia sutil.

Dos en el arca

La génesis de la verdad no se deshace se mueve en el tiempo como la poesía. La verdad no ríe es como un monje tibetano que está ahí sin palabras. Ni siquiera ella misma sabe que se entrega cuando la posees. Si le hablas parece no escuchar, no gesticula, no hay énfasis porque no le interesa convencer. Presencia inconmovible es la verdad. Todo su ser exhala permanencia del agua. Una ausencia inaudita: la poesía. Su chispa primordial pertenece al mundo de la locura. Su aspecto es el Yin de lo increado. Vacila como un relámpago, medita entre demonios. Llega del futuro como un presagio. Se engancha en salamandras. Vuela ubicua, ríe y las aguas palidecen. Llora y las aguas, enérgicamente, palidecen.

Estela del agua

Después del fuego el agua emanando su vientre
nueva modalidad de voluntades crea y cría
pequeños universos se humedece la estrella sublime
y atroz del tiempo.

Niña del puerto

Luna del puerto la más encantada diosa Selene Diana o Artemis, virgen rabiosa como las evas que no conocieron falo. Veo en tu leyenda huidas no amores. La vida de Acteón, quien te vio desnuda y al deslumbre, tus perros lo huyeron a la muerte. No fue del pobre Acteón la gracia, le robaste consuelo de recordarte en el más humano de los ritos: la masturbación. Ni diste a la vida el chance de invadirte cubriéndote, quebrándote en el proceso de ojos cerrados ante el abismo del más inmortal de los actos luna del puerto niña / de marineros.

La Cisne

a Gloria Gabuardi

Nicaragua es la cisne de América profunda
su canto – Patria o Muerte- entrega herida
de los muchachos inútil la nota bella
de sus gargantas  ilustrada con sangre
vertida y ardiente un nombre
me duele: Oscar Turcios yo vi
la dorada encendida
cuando empinada el ideal hasta
la palabra vi un pequeño sol movido
sobre la testa del guerrillero.

                  II

No sólo el ritual de la muerte
la hembra del cisne canta
–  de día para el sol de la noche
de noche para la luna del día –
ráfagas encendidas de sombra.

Estela del Rubí amarillo

Equivoqué al decirte: tu manojo de luces
envuelta en mi pequeña oscuridad no advertí
que estaba naciendo un sol.

Se derrumbó la luna llena

Se derrumbó la luna llena ésta noche nada
brilla sino después estrellas años luz
extinguidas para este asombro.
Se derrumbó la luna en mis manos.
Mi alma triste hasta la muerte
contempla la luna entre mis manos,
la noche que me abandonas, la plata
de las estrellas vencidas.

Escrito en el féretro de Odín

A Natividad Hernández

La muerte
me está hablando con sus manos inmóviles,
la coronada divinidad del silencio.
Su numinosa oscuridad adelgaza
o se planta sol negro.
La muerte está mirando
con el rostro de todos amanecida,
su silencio chisporroteando la noche,
en lo órfico, en mí.
Íngrima y liberta Thánatos
su sombra alucinada de quietud.

Aquí el verbo sucumbe.

El poeta y el estro

Así vi el día derretirse
como espiga de hielo al sol
de sí brillaba alter fijo del ego
su músculo de llama
así vi a la noche arder su sombra
antes del alba
cuando no te dejan dormir los nombres
el músculo de llama,
su sombra estremecida.

Comparte en:

Poeta y promotora cultural. Nació en Masaya, Nicaragua en 1941. Realizó estudios de Arqueología en Mérida, Yucatán, México.

Publicó por primera vez en 1962 en la revista universitaria Ventana (León, Nic.) y posteriormente en revistas y suplementos culturales en Nicaragua, México y la Florida donde reside desde 1974.

Actualmente coordina el Programa de Autores Nicaragüenses para tener presencia en la Feria Internacional del Libro de Miami el cual promueve desde 1992 cuando fue la primera poeta nicaragüense invitada. También es coordinadora del círculo de lectura y taller “Proyecto II” en Books & Books, Coral Gables.

En esa ciudad ha publicado 4 poemarios: Emmanuel, In nomine filii, Príncipe Rosacruz y Homenaje a la tierra. Emmanuel mereció un Seminario en la ciudad de Miami; fue traducido al húngaro por Eva Toth y presentado en la Universidad de Viena en 1989.

Su poesía ha sido calificada de esotérica por la crítica. Ella se define como una “poeta integrada al plano universal”.

*Cortesía de ANIDE