vitrina-CarlosTunnermann

Darío siempre Carlos Tünnermann. Bernheim Managua. Editorial Hispamer, 2009

1 junio, 2010

Darío Siempre es el más reciente libro del Dr. Carlos Tünnermann Bernheim, que viene a sumarse a la extensa y enjundiosa bibliografía dariana. Este texto, reúne  veinte estudios, (muchos de ellos publicados en La Prensa Literaria) prolíficos y aclaratorios de la vida y obra del más grande poeta nicaragüense, que demuestra una sistemática investigación; ya que para el Dr. Tünnermann, existe:”Una vigencia y actualidad del magisterio dariano”. Pero sobre todo, Darío es: “Un puente hacia el siglo XXI”.

Dos artículos están dedicados a la vida de Rubén. Un testimonio del nacimiento de Darío, que incluso no aparece en La dramática vida de Rubén Darío del profesor Edelberto Torres, y en su Autobiografía, gracias a la narración de doña Esther Mendoza, que vio nacer al poeta. El segundo cuenta la entrañable amistad de Darío y doña Fidelina Santiago de Castro, a quien el poeta le escribió un famoso madrigal en uno de sus abanicos.

Tres estudios críticos relacionan a Rubén Darío con personajes del arte y la cultura. Uno de ellos es el pintor mexicano Ángel Zárraga, autor de obras maestras de la pintura latinoamericana a como son los lienzos “El don” y “Ex voto”, a quien Darío ayudó cuando fue cónsul de Nicaragua en París. También se refiere a Ibsen, al que el poeta llamó “El viejecito portentoso”, y que gracias a su obra dramática, cuando con Casa de muñecas, revolucionó el teatro moderno, siendo Darío el primero en reconocer su aporte al teatro contemporáneo, en su libro Los Raros. El VI capítulo hace un comentario a la relación del poeta con Fray Mamerto Esquiú, quien fue obispo de la ciudad de Córdoba, Argentina, y que está en proceso de beatificación, y quien el poeta conoció en septiembre de 1886, cuando viajó a Córdoba para recibir un homenaje de El Ateneo de esa ciudad.

Cuatro capítulos están dedicados al centenario de obras darianas. El centenario de Cantos de vida y EsperanzaLos cisnes y otros poemas, que en palabras del Dr. Tünnermann: “sería suficiente para consagrarlo como el más alto poeta en lengua española de todos los tiempos”. El centenario de El Canto Errante, con el cual Darío inicia el versolibrismo, donde Darío afirma:”No hay escuela, hay poetas. El verdadero artista comprende todas las maneras y halla la belleza bajo todas las formas”.

El centenario de Poema del Otoño y de Canto a la Argentina. En el primero el Dr. Carlos Tünnermann destaca el valor lírico, así como su “dimensión de interioridad”. En cambio, para nuestro crítico, Canto a la Argentina, compuesto por 1,001 verso, y encargado por el diario La Nación, para el primer centenario de la Independencia de la Argentina, es valorado como: “una de las joyas más preciosas del rico tesoro poético dariano”. Concluye con el centenario de la célebre publicación de la Revista de América, editada en Buenos Aires por Darío, y que fue en su momento, el primer órgano de difusión de estética modernista.

Cinco capítulos recapitulan a Darío y su relación socio-cultural: “Darío y el futuro de Nicaragua”, donde examina como periodista la situación educativa de Nicaragua en ese contexto histórico. “Rubén Darío y la política”, expone el pensamiento liberal y su percepción de la política nicaragüense. “Rubén Darío símbolo del mestizaje”, del que el Dr. Tünnermann afirma: “Rubén Darío fue el primero y más persistente, en el propósito de rescatar el “otro lado” de nuestro ser, el lado aborigen  y su aporte al enriquecimiento de nuestra cultura”. El legado dariano, que es la rica herencia poética y estética que nos heredó Darío, y termina con  la faceta de Darío como periodista y cronista.

El Dr. Carlos Tünnermann Bernheim ha publicado: Estudios Darianos (1997); La paideia en Rubén Darío (1997); Rubén Darío maestro de la crónica (2002); Rubén Darío puente del siglo XXI (2003); Rubén Darío y la generación del 98 (2004). Con Darío Siempre no sólo profundiza en diferentes facetas en el ámbito de la vida y el impacto de la obra del poeta, sobre todo, y es lo más importante, demuestra la vigencia perpetua de Rubén Darío, a como al Dr. Tünnermann sentencia en su libro, Rubén Darío puente hacia el siglo XXI: “Un testimonio tan humano no lo podrá derrumbar el tiempo”.

Comparte en: