cine-bus

Sinopsis: El último comandante (Premio Viva del periódico La Nación)

1 abril, 2011

El último comandante (2010), largo metraje de ficción que cuenta la historia del décimo comandante de la revolución sandinista, Paco Jarquín, un hombre complejo, héroe para muchos, traidor para otros, el mejor amante, el peor amigo; Acaba de ganar el premio Viva del periódico La Nación. Desde Costa Rica recibimos el acta del jurado y artículos de Maria Lourdes Cortes, directora de Cinergia y de Carlos Cortés, periodista, escritor y ensayista. Carátula publica estos artículos en su interés por dar a conocer eventos importantes del cine centroamericano.


En 1979 triunfó la última de las revoluciones socialistas del siglo XX: la revolución Sandinista de Nicaragua. Durante casi veinte años, un grupo de guerrilleros apoyados por gran parte de la sociedad civil de este país, combatió una de las más sangrientas dictaduras de todo el continente, la dictadura de la familia Somoza. Esta lucha fue encabezada por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y sus nueve comandantes.

Pero ésta no es una historia sobre la revolución, y sí, sobre Paco Jarquín, el décimo comandante. ¡El más valiente y carismático de todos! En los años 80 el comandante Jarquín desapareció misteriosamente combatiendo a la “Contra” en la frontera con Costa Rica, exactamente en el Río San Juan.

Durante la búsqueda de este hombre, dos narrativas antagónicas se cruzan. Estas dos historias, sobre el mismo personaje, se complementan y acaban humanizando a Paco Jarquín, ex-comandante para unos, Rey del cha-cha-chá para otros.

Veinte años después de la desaparición de Paco, su esposa Nena pierde el único bien que él le había dejado en la vida; una casa expropiada en tiempos de la revolución. Como último recurso legal, necesitará una constancia de defunción, divorcio o cualquier otro documento que compruebe su separación de Paco. Un día, para su asombro, surge una noticia inesperada: El “difunto” fue visto vivo en Costa Rica.

A su regreso a San José, su ciudad natal, Nena se reencuentra con Toña, la hermana que no ve hace treinta años, y con Cristina, su sobrina. Las tres juntas salen en busca de Paco, a través de cada pista, anécdota o persona que se cruza por sus caminos, vemos un verdadero rastro de destrucción; deudas, mujeres abandonadas, negocios dudosos. Poco a poco, la imagen digna de Paco Jarquín se va por agua abajo.

Al contrario de lo que todos pensaban, a Paco Jarquín no fue la “Contra” la que lo abatió. ¡Él fue abatido por el destino!  Paco abandonó su país, la revolución, el materialismo histórico y todas las utopías por su verdadera pasión: ¡bailar el Chachachá!

Sin embargo, no fue por falta de principios que él dejó atrás, todo lo que amaba. Paco quería otra vida, una vida anónima, lejos de la lucha por el poder y de otras mezquindades, como las que terminaron corrompiendo al FSLN. Hoy en día, Paco vive, o sobrevive, dando clases de Cha-cha-chá en un viejo salón de la ciudad de San José.

Es el improbable encuentro entre Nena y Paco, que detona la vuelta al pasado de ambos. Por un lado, Nena necesita salvar su casa, por el otro Paco pagar sus deudas con el alquiler del salón de baile. ¿Y cuál es la única manera de resolver esta situación? Crear un plan imaginario; ¡Una nueva revolución! No por una causa socialista, pero sí para salvar los únicos bienes que restan en sus vidas.

Todavía hoy en día, en Nicaragua y Costa Rica, las personas se preguntan si esta historia, la del décimo comandante, realmente existió, o es fruto de la imaginación de alguien que se inventó un personaje como Paco Jarquín para amenizar estos días difíciles y sin causas justas porque luchar. 


DAMIÁN ALCÁZAR (México, 1953). Estudió en la Escuela de Actuación del Instituto Nacional de Bellas Artes y en el Centro de Experimentación Teatral. Es considerado uno de los más importantes actores del cine nuevo mexicano y también ha participado como jurado de importantes premios cinematográficos. Es protagonista de la película La Ley de Herodes e interpretó magistralmente el papel del padre Natalio en la producción nominada a los Premios Oscar, El crimen del padre Amaro (2003) y el de Lord Sopespian en Las Crónicas de Narnia: El Príncipe Caspian (2008).

ISABEL MARTÍNEZ, productora y co-directora. A los 20 años inicia su carrera en Nicaragua, trabajando como camarógrafa para agencias de noticias internacionales y para documentales sobre la Nicaragua de los años 80s. Esta experiencia se extiende dirigiendo documentales para emisoras como PBS y ONGs como Oxfam Canadá y Grupo Madre, Estados Unidos.

A partir de 1999 reside en Brasil donde trabaja como operadora de cámara y asistente de dirección para series de televisión. Como directora realiza videoclips, publicidad y campañas educativas, trabajando en diversos países latinoamericanos.

Su interés por la ficción la lleva a México para estudiar en el Centro de Capacitación Cinematográfica y  también a la prestigiosa Escuela Internacional de Cine y TV de San Antonio de los Baños, en Cuba.

Actualmente es socia-directora de Tres Mundos Producciones con oficinas en Río de Janeiro y en Costa Rica, desarrollando proyectos con énfasis  en co-producción internacional. Uno de ellos es el largometraje  documental Soy Cuba, El Mamut Siberiano (Brasil 2005) en el cual funge como productora ejecutiva. Este documental fue seleccionado para los festivales: IDFA, Sundance de Estados Unidos, Guadalajara de México y Gramado de Brasil recibiendo el premio de Mejor Documental en estos dos últimos.

En 2007 produce el episodio Germano, del director brasileño Vicente Ferraz, escogido para integrar el filme de episodios El Estado del Mundo. Este film participó en el festival de cine de Cannes en el 2007 donde fue selección  oficial en la Quincena de Realizadores.

Actualmente como productora prepara el largometraje La Montaña una ficción basada en hechos reales sobre la participación de los soldados brasileños durante la Segunda Guerra Mundial. Esta producción será enteramente filmada en los Apeninos de la Tosco-Emilianos y es una Co-producción oficial con Italia.

VICENTE FERRAZ, Co-director y guionista. El carioca Vicente Ferraz estudió Comunicación en la PUC-Rio de Janeiro, pero fue en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba, donde encontró sus proyectos de vida. Fue ahí, donde siendo todavía estudiante, en los años 80, que descubrió el clásico Soy Cuba de Mikhail Kalatozov. Su admiración por  este proyecto, generó su primer largometraje, el documental Soy Cuba, El Mamut Siberiano, ganador de gran cantidad de premios, como el Mejor Documental en el 33º Festival de Gramado y en el Festival de Guadalajara del 2005.

Fue el único representante de Brasil en el Festival de Sundance 2005. Antes de eso, Ferraz ya había dirigido varios cortometrajes y documentales en Brasil, Cuba, y Costa Rica. En Nicargua como fotografo en el documental “Adopte una escuela” exhibido en la PBS.  Es también guionista, fotógrafo y director de televisión.

En el 2007, Ferraz fue invitado para dirigir uno de los capítulos del largometraje “El Estado del Mundo”. En este proyecto fueron seleccionados seis directores internacionales, entre las mejores opciones en el escenario internacional. Vicente fue el único latinoamericano escogido y dirigió el capítulo Germano de El Estado del Mundo que fue exhibido en la Quincena de los Realizadores del Festival de Cannes en el 2007 y en la selección oficial del Festival Internacional de Cine do Rio de Janeiro en el 2007.

Este año estrenó su filme más reciente Arquitectos del poder sobre las campañas políticas de Brasil. Este largometraje fue selección oficial del festival internacional de cine documental E tudo verdade, 2010 y se prepara para el lanzamiento oficial en salas de cine en Brasil este año.

Actualmente prepara el largometraje La Montaña, en el que también es guionista. Esta cinta está inspirada en hechos reales sobre la participación de los soldados brasileños durante la Segunda Guerra Mundial.

Comparte en:

Augusto Monterroso visto por Claribel Alegría

Por Claribel Alegría | 1 febrero, 2023

Carátula, viento a favor en nuevo año

Por Revista Carátula | 1 febrero, 2023

Rafael Cadenas, Premio Cervantes: un dossier

Por Ricardo Ramírez Requena | 1 febrero, 2023

Rafael Cadenas dialoga con Roberto Carlos Pérez

Por Revista Carátula | 1 febrero, 2023

Rafael Cadenas: un recuerdo Rilkeano

Por Rafael Castillo Zapata | 1 febrero, 2023

Vanitas (fragmento)

Por Adriano Corrales Arias | 1 febrero, 2023

Rafael Cadenas: música entregada en el desastre

Por Néstor Mendoza | 1 febrero, 2023

Escrito en Tuxtla (Fragmentos)

Por Óscar Oliva | 1 febrero, 2023

Galería fotográfica Rafael Cadenas

Por Vasco Szinetar | 1 febrero, 2023

La Visitante, de Alberto Chimal (reseña)

Por Claudia Cavallin | 1 febrero, 2023

Augusto Monterroso: el estigma de la brevedad

Por Daniel Centeno Maldonado | 1 febrero, 2023

Pablo Antonio Cuadra sobre Ernesto Cardenal

Por Pablo Antonio Cuadra | 1 febrero, 2023

Cinco poemas de Damián Andreñuk

Por Damián Jerónimo Andreñuk | 1 febrero, 2023

Dos poemas de Michelle Najlis

Por Michelle Najlis | 1 febrero, 2023

Mi encuentro con Ana Ilce Gómez

Por Nadine Lacayo Renner | 1 febrero, 2023

Ernesto

Por Ángel Evaristo Gallo | 1 febrero, 2023

Tarde con el Capitán Moore

Por Gabi Martínez | 1 febrero, 2023

La otra colmena de Camilo José Cela

Por Montague Kobbé | 1 febrero, 2023

Poemas de William Carlos Williams

Por William Carlos Williams | 1 febrero, 2023

Las mutaciones de Jorge Comensal: una petroficción

Por Emily Vázquez Enríquez | 1 febrero, 2023

Revista bimensual y digital que promueve las ideas, la creación y la crítica literaria. Fundada en 2004 por el escritor Sergio Ramírez