» Recordando a Mario Benedetti: Mario Benedetti, un escritor inolvidable

1 junio, 2009

Tengo un mañana que es mío
y un mañana que es de todos
el mío acaba mañana
pero sobrevive el otro

Mario Benedetti

A los 88 años de edad, el renombrado y queridísimo escritor uruguayo Mario Benedetti (Paso de los Toros, Departamento de Tacuarembó, 14 de septiembre de 1920—Montevideo, 17 de mayo de 2009) ha partido de entre nosotros.

Hombre sobrio y sin embargo en extremo afable y pletórico de sentido del humor; tímido y no obstante admirado y requerido por las multitudes en cada sitio público en donde se presentaba; prolífico autor en todos los géneros literarios –más de 80 libros publicados–, deja un vacío inmenso en las letras iberoamericanas de todos los tiempos. Sus restos mortales fueron velados en el Palacio Legislativo de Montevideo adonde acudió a despedirlo una inmensa cantidad de personas, mientras el gobierno del Uruguay decretaba duelo nacional durante dos días.
A quienes escribimos nos hará una inmensa falta, porque el polifacético y prolífico escritor que era se convirtió sin remedio en una figura paterna venerada, en paradigma de actitudes cívicas y calidad literaria, en una suerte de ícono de las letras hispanoamericanas al que sería imposible desestimar. Pero igualmente, para los incontables lectores de sus numerosas obras, a las que siempre les será posible volver con admiración y respeto indeclinables, lo más lamentable  de su partida es que ya no pueda seguir creando, ayudándonos a vivir con la tierna sabiduría de nuevos poemas, con la recia contundencia de magistrales cuentos y novelas, con la siempre ilustrada sencillez intelectual de ensayos pensados no obstante para hacernos menos enigmática la escritura y el mundo mismo.

Se educó en el Colegio Alemán de Montevideo y en el Liceo Miranda. Trabajó como vendedor, taquígrafo, contable, funcionario público y periodista. En 1946 se casa con quien sería su esposa y compañera queridísima durante seis décadas: Luz López Alegre, cuya muerte en 2006 víctima de la enfermedad de Alzheimer, habría de devastar al escritor.

Miembro de la llamada “Generación del 45”, junto con sus colegas escritores y compatriotas, Idea Vilariño, Juan Carlos Onetti, Ángel Rama, Armonía Somers, Carlos Martínez Moreno, Emir Rodríguez Monegal, Ida Vitale y Carlos Maggi, Benedetti. Fue miembro conspicuo del llamado “Frente Amplio” en la política de izquierda de su país. Director del Departamento de Literatura Hispanoamericana de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República, en Montevideo. En 1968 funda y permanece como director del Centro de Estudios Literarios de Casa de las Américas, en La Habana hasta 1971. Director literario de las revistas “Número” (1941), “Marginalia” (1948) y “Marcha” (1954), dos de las más destacadas de su época. Vivió en el exilio en Argentina, Cuba y España durante el régimen militar que gobernó Uruguay entre 1973 y 1985.

En 1945 publica su primer poemario: La víspera indeleble, que no se vuelve a editar. Peripecia y novela (1949) es su primer libro de ensayos, mientras que Esta mañana y otros cuentos (1949), su primera colección de cuentos, y Quién de nosotros (1953), su primera novela.

Fue merecedor de múltiples distinciones cívicas y literarias, entre éstas: el Premio León Felipe (1997), el Premio de Poesía Reina Sofía (1999); el Premio Iberoamericano “José Martí(1999) y el  XIX Premio Internacional Menéndez Pelayo (2005), entre muchas otras. Entre los merecimientos académicos, recibió el Doctorado Honoris Causa de las universidades de Alicante, Valladoliod y La Habana en 1997.

La tregua (1960), con más de 140 ediciones, traducida a 19 idiomas, y llevada al cine, al teatro y a la televisión, es sin duda alguna su novela más importante. Como película, dirigida por Sergio Renán, fue candidata al Óscar de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas  de Hollywood en la categoría de Mejor Película Extranjera en 1974. También Gracias por el fuego (1965) –que también fue llevada al cine por Renán– y El cumpleaños de Juan Ángel (1971; escrita en verso), son novelas que le dieron merecido prestigio internacional; y en menor medida sus novelas: Primavera con esquina rota (1982), La borra del café (1993) y Andamios (1996).

El Benedetti cuentista también se destacó enormemente. Las colecciones: Montevideanos (1959), La muerte y otras sorpresas (1968) y Con y sin nostalgia (1977) son auténticas obras maestras del género, comparables en su conjunto a los mejores cuentos de su compatriota Horacio Quiroga, y de los argentinos Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, entre otros grandes cuentistas del Continente Americano. En 1975 tres de sus cuentos sirvieron para realizar la película “Las sorpresas”.

Tampoco renunció nunca al magisterio del ensayo profundo. Acaso en este género sean Letras del continente mestizo (1967), El escritor latinoamericano y la revolución posible (1974), El desexilio y otras conjeturas (1984), La cultura ese blanco móvil 1989) y Vivir adrede (2007) sus libros más meritorios.
Su última obra publicada fue el poemario Testigo de uno mismo (2008). Antes de su muerte, incansable pese a su muy disminuida salud, Benedetti preparaba una nueva colección de poemas que debía llamarse: Biografía para encontrarme, la cual quedó inconclusa. Por su enorme facilidad de composición, así como por la calidad de los muchos libros publicados en ese género, como poeta era un monstruo; el más querido de los monstruos, del que sus fieles públicos en México, España, Argentina y Uruguay se sabían la letra de muchos de sus más populares poemas y los recitaban a coro con él en los grandes recitales.

Reconocidos cantautores como Daniel Viglietti, Joan Manuel Serrat, Pablo Milanés, Rosa León, Jairo, Joaquín Sabina, Luis Pastor, Isabel Parra, Soledad Bravo y Claudio y Alberto cantaron sus versos. En 1997 poemas suyos entraron al cine gracias a Eliser Sulieta en las películas “El lado oscuro del corazón” y “Espabílate amor”. Era tal la estimación que se le profesaba a su poesía, que fue de los pocos autores en el mundo que no tenía problema alguno con los editores para publicar sus nuevos poemarios, escritos de continuo, cuando es sabido que la mayor parte de aquéllos siempre se excusa de comprometerse so pretexto de que la poesía no vende.

En 1981 su obra de teatro Pedro y el capitán se estrenó en Madrid.El argentino Mario Paoletti publicó una hermosa biografía de Benedetti titulada El aguafiestas (1996). Otros libros de interés son: Mario Benedetti (detrás de un vidrio claro), de Hugo Alfaro; Los cuentos de Mario Benedetti, de Corina Mathieu, y Mario Benedetti. Literatura e Ideología, de Luis Paredes, entre otros.Alexandra Mosca escribió y dirigió el documental titulado “Mario Benedetti y otras sorpresas”, cuyo protagonista es el propio escritor. Además, se han publicado innumerables estudios en forma de artículos, ensayos y reseñas sobre su obra en revistas y suplementos culturales de periódicos en diversos países. Sin duda ahora aparecerán muchos estudios más.

Dueño de un oficio escritural impecable y de una ética tan prístina e insobornable como las excelencias de su estética, Mario Benedetti ha quedado consagrado como uno de los más singulares y queridos escritores de Hispanoamérica.  Para colmo de bienes, se le conocía como un hombre de extrema sencillez, que no guardaba rencores, siempre presto a servir y que honraba la amistad. Por haber sido quien fue, y porque sus libros estarán hablándonos al oído siempre que estemos dispuestos a escuchar, seguirá vivo entre nosotros.

Panamá, 20 de mayo de 2009.

Comparte en:

Colón, Panamá, 1944.
Poeta, cuentista, ensayista, profesor universitario, investigador literario, promotor cultural y editor independiente.

Maestría en Literatura Hispanoamericana y Maestría en Bellas Artes con especialización en Creación Literaria, por la Universidad de Iowa (Iowa, Estados Unidos), así como estudios completos de Doctorado en Letras Iberoamericanas en la Universidad Nacional Autónoma de México (México, D.F.).

Fundador y primer Presidente de la Asociación de Escritores de Panamá, fue Coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Tecnológica de Panamá (1996-2007); fundador y Director de la revista cultural panameña “Maga; creador del Diplomado en Creación Literaria que se imparte en la Universidad Tecnológica de Panamá desde 2006; y fundador de la empresa 9 Signos Grupo Editorial.

Es autor de 12 poemarios, 20 libros de cuentos, 8 libros de ensayos, 2 libros de obras teatrales y 1 libro de entrevistas a escritores panameños; así como de numerosas antologías y compilaciones históricas sobre literatura mexicana, centroamericana y panameña; y de tres compilaciones de ensayos de especialistas panameños en torno al tema del Canal de Panamá.

Ha sido incluido en 25 antologías del cuento panameño e hispanoamericano. Hay 8 libros, de diversos autores, publicados en varios países, que estudian los aportes de su obra literaria.