Nadine-Lacayo

“ESTAS VIVO” – Poesía de amor y desamor de Claribel Alegría

1 junio, 2017

Nadine Lacayo Renner

– Homenaje a Claribel Alegría a propósito de resultar ganadora del Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2017


Estás vivo en mi pecho
y sólo yo te siento.
Eres el alquimista
que transforma en poesía
nuestro llanto.

Hoy celebro a la poeta Claribel Alegría, no solo porque es un orgullo de este país y para la poesía latinoamericana, y no solamente por haber ganado otro premio el pasado 17 de mayo y otros tantos antes de este año.  Lo hago, principalmente, porque es mi mejor excusa, para levantar las ilusiones y la esperanza en el amor que muchas veces anda rodando por los suelos como un viejo juguete estropeado, pero al que necesitamos y nos encanta. Celebro a la poeta porque escribe sobre su amor específico y sé que es auténtica. En estos tiempos rápidos y efímeros, poco lo cantamos en público por miedo a parecer “sentimentaloides” y sentirnos «ridículos», y por eso, normalmente, lo escondemos o lo dejamos traspapelado frente a las premuras de los escándalos del mundo y la urgencia por denunciar sus horrores, o bien, por las ganas que nos da gritar solo los momentos que nos hacen sentir felices, siempre que no tengan nada que ver con el amor porque ese es un tema “privado”.

Solemos esconderlo, sea buena o mala la situación que nos invada, y en este último caso es peor cuando sobreviene el desamor. Lo aceptado y conveniente es poner siempre nuestra mejor cara frente a todo y esconder las tristezas, da vergüenza mostrarlas y es “inconveniente” para nuestra imagen. Mejor nos ponemos el abrigo del «orgullo», de la falsa «dignidad» y así, andamos «arrogantes» por las calles, como si nada… Smile, smile, smile…todo está bien.

Quisiera seguir hablando de esto, el asunto da para mucho pero no es “urgente” (para variar), aunque quisiera decir que, si bien no creo en el amor romántico, ni en sus mitos, ni en los pleitos de los Montescos y Capuletos, ni en las canciones corta pulso, yo deseara que existiera ese amor de Romeo y Julieta, ese amor bonito de los cuentos de hadas. Quiero decirles que, si bien, no creo en el amor perfecto e idealizado, quisiera que sí lo fuera, y que me encanta la poesía de Bécquer con su volverán laoscuras golondrinas de tu balcón sus nidos a colgar… 

Pero de algo estoy segura, y es que los poetas y sobre todo las poetas auténticas dicen lo que sienten sobre el amor que viven o han vivido. Sus versos son de verdad, han salido de sus propias vidas, ahí se encubaron, y lo que cantan es real y por eso creo en la poesía de las mujeres,  especialmente en la de Claribel quien tiene la virtud de poner en sus versos, la cara alegre, sublime, hermosa y dulce del amor, pero también la cara triste, la cara de la muerte,  la de la ausencia y la amargura, y por eso aquí  transcribo algunos de sus poemas que hablan de esos rostros del amor,  para soñar, llorar, celebrar o agradecerle, mientras al mismo tiempo la honramos con humildad aunque merezca más, mucho más. Ya lo sabemos.

clari-bud


Ausencia

Hola
dije mirando tu retrato
y se pasmó el saludo
entre mis labios.
Otra vez la punzada,
el saber que es inútil;
el calcinado clima
de tu ausencia.

Es simple nuestro amor
sin estallidos
como una de esas casas
con helechos
y alguna que otra rana
intempestiva.

Barajando recuerdos
me encontré con el tuyo.
No dolía.
Lo saqué de su estuche,
sacudí sus raíces
en el viento,
lo puse a contraluz:
Era un cristal pulido
reflejando peces de colores,
una flor sin espinas
que no ardía.
Lo arrojé contra el muro
y sonó la sirena de mi alarma.
¿Quién apagó su lumbre?
¿Quién le quitó su filo
a mi recuerdo-lanza
que yo amaba?

Muralla de sonrisas

Cuando el amor se aja
se marchita
se te vuelve amarillo
no hay remedio
sólo te queda
la sonrisa.
Cuando te sientes sola
entre sus brazos
y tu piel es frontera
y no te brota el llanto
sólo te queda
la sonrisa.
Cuando el canto se oxida
y el paisaje
y todo lo vivido
es un espectro
tu único refugio
es la sonrisa:
ese muro cerrado
impenetrable
sin ayeres
sin hoy
y sin mañanas
donde todos los sueños
se hacen trizas.

Hoy es noche de sombras
de recuerdos-espada
la soledad me tumba.
Nadie que aguarde mi llegada
con un beso
y un ron
y mil preguntas.
La soledad retumba.
Quiere estallar de rabia
el corazón
pero le brotan alas.

Dame tu mano

«Hoy me gusta la vida mucho menos
pero siempre me gusta vivir»…
César Vallejo

Dame tu mano
amor
no dejes que me hunda
en la tristeza
Ya mi cuerpo aprendió
el dolor de tu ausencia
y a pesar de los golpes
quiere seguir viviendo.
No te alejes
amor
encuéntrame en el sueño
defiende tu memoria
mi memoria de ti
que no quiero extraviar.
Somos la voz
y el eco
el espejo
y el rostro
dame tu mano
espera
debo ajustar mi cuerpo
hasta alcanzarte.

Comparte en: