Mario Benedetti, crítico literario

Juan Villoro: «Soy un frustrado crónico»

Motivos para una celebración